Vie. May 24th, 2024

PROMUEVE LA SECRETARÍA DE SALUD, EL RESCATE DE LA CULTURA ALIMENTICIA TRADICIONAL.

Jul 20, 2020

“La cultura alimentaria tradicional ha sufrido tendencias al cambio, orientadas a homogeneizar los patrones de consumo mediante la incorporación paulatina de nuevos alimentos en la dieta de la población”, dio a conocer el Ingeniero Mariano Tovar Ríos, Jefe del Departamento de Promoción para la Salud de los Servicios de Salud de San Luis Potosí.

El funcionario estatal precisó además que, incluso se detectó que en  el año de 1994 con la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), se creó en nuestro país un ambiente alimentario “obeso génico”, mismo que es causante de la obesidad derivada del consumo aumentado de bocadillos o comida “chatarra”.

“Inclusive hasta en los entornos rurales existe una gran disponibilidad y accesibilidad de alimentos y bebidas con alta densidad energética, elevado contenido de azúcar, grasas y sal, la oferta masiva de alimentos procesados y sus bajos precios han llevado a que la población adopte dietas poco sanas”.

“Los cambios en la industria alimentaria y la globalización del mercado, la urbanización y las nuevas formas de recreación y transporte, así como también los cambios en la dinámica familiar y la influencia de los medios masivos de comunicación que promueven el consumo de nuevos productos que se asocian con una mayor ingesta energética, son factores a una alteración alimentaria”, detalló el Jefe del Departamento de Promoción para la Salud de los Servicios de Salud de San Luis Potosí.

“Una opción para establecer un rescate alimentario en nuestro organismo es el pasado culinario, esa parte importante de lo que hoy se llama comida mexicana; no sólo en su vertiente gastronómica sino también en lo cultural, ya que está presente en la religiosidad y en las tradiciones de los pueblos”.

Al explicar la forma en que se ha perdido la cultura alimentaria tradicional, Mariano Tovar Ríos precisó que ésta se ha generado básicamente por la modificación de los hábitos alimentarios, la desvalorización de alimentos naturales que son bajos en energía como frutas y verduras, granos y leguminosas, mismos que son de producción local.

“Actualmente se da poco valor a las raíces culinarias, hemos perdido nuestras costumbres gastronómicas y tenemos poco aprecio sobre la alimentación nutritiva y más natural, lo que nos ha llevado a perder nuestra cultura alimentaria tradicional.

Mariano Tovar Ríos llamó a la población a hacer conciencia ante el problema de salud que desencadena una mala alimentación, derivando ello en enfermedades como la obesidad, la diabetes y algunas otras enfermedades no transmisibles que aquejan a nuestra población, por lo que es urgente que comencemos a rescatar nuestra cultura alimentaria tradicional.

Related Post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *