LOS SALPICONES EN LA LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS.

PRINCIPIOS BÁSICOS, PARA ENFRENTAR AL COVID-19.- Se requiere asumir total responsabilidad, dejar de lado informaciones alarmistas, ni recibirlas, ni difundirlas, para no provocar reacciones de pánico, que desaten compras desenfrenadas, que vacían las existencias en las grandes tiendas de conveniencia, cierto que se trata de la adquisición de artículos para la higiene personal, sin embargo como lo comentó en redes un especialista, eso no resuelve nada, cuando se presenta una pandemia, como ocurre con el coronavirus, cuando mayor sea el número de afectados, mayores serán los riesgos de que se eleve el número de muertos y todos esos tontos, como les llamó el especialista, que hacen compra de pánico, quitando la posibilidad a muchos de abastecerse de lo indispensable, los ponen en riesgo de contagio y lejos de controlarse el problema, ocurrirá lo contrario y todas esas reservas de papel sanitario, que hasta ahora no se entiende que tenga que ver con el problema, geles, alcohol, mascarillas, de nada o de muy poco servirán, además de que no contribuirán en nada para frenar el avance del virus.

LA MALA COSTUMBRE DE RESPONSABILIZAR DE TODO, A LAS AUTORIDADES.- Cuando una autoridad llega al Gobierno, Federal, Estatal o Municipal, asume una responsabilidad, la más importante del nivel al que llegue, pero no se descargan en esas autoridades, las responsabilidades personales, es fundamental que cada uno, cumpla con las tareas que le corresponden y no atenerse a que las autoridades estén al pendiente de que así lo hagan, las autoridades no van a estar al pendiente de que la gente tosa o estornude, con los cuidados que debe hacerlo, no va a vigilar que cada uno nos lavemos las manos, con la frecuencia necesaria, no va a cuidar que no nos reunamos en lugares a donde concurra mucha gente, ni va a revisar si cada uno lleva entre sus cosas, un gel, la autoridad está cumpliendo con informar sobre lo más esencial, de forma insistente, informando también de las condiciones que guarda el avance del virus, recordemos que se pudo contener en buena medida, aquella pandemia del 2009, provocada por la Influenza, aún cuando muchas personas no observan como se debe, uno de los principios básicos, que es el de estornudar o toser, cubriéndose con un pañuelo o con el el interior del codo, no lo hacen ahora, ni lo hicieron durante el problema en el 2009 y aún así, el problema se controló.     

EN ESTA OCASIÓN EL PROBLEMA NO ES MENOR.- En Italia es en donde se ha registrado el mayor número de muertes, no se ha generado una vacuna para combatir el virus y aún cuando varios Países, tiene a sus científico trabajando sobre una posible vacuna, se habla de que será hasta dentro de un año y medio, cuando se logre tenerla, nuestro México se ha distinguido por la unidad en grandes tragedias, ahí están los terremotos del 85 en el Siglo pasado y el 17 en este, la gente como uno sólo se encargó de enfrentar con entereza los malos momentos y salió adelante, igual ahora no hay que esperar, la Autoridad está haciendo su parte y nosotros debemos hacer la nuestra, a cuidarnos y dejar por un tiempo de acudir a lugares que deberán dejar de concentrar mucha gente, ya habrá tiempo para recuperar lo poco que se pueda perder, de ejercicios, diversión, espectáculos.

ENTIÉNDASE BIEN, NO SON VACACIONES, ES ESTRATEGIA DE SALUD.- El adelanto y ampliación del periodo de asueto, no debe conducir a tomarlo como periodo vacacional, estamos en una situación de contingencia y se deben asumir todas las medidas y recomendaciones que se deben aplicar, el no salir de casa es una de esas medidas que se requieren, para evitar contagios, las disposiciones asumidas por la Secretaría de Educación Pública, disgustaron a muchas personas y como se apuntó antes, primero despotricamos que porque las Autoridades no hacen nada, para enfrentar el problema del coronavirus, pero cuando se toman cartas en el asunto, como el determinar un periodo de treinta días para que la población escolar, salga lo menos posible a la calle, vienen los reproches a la Autoridad que lo único que está haciendo, es prevenir cualquier situación difícil que se pueda presentar, hoy más que nunca se requiere ser solidarios, solamente con la participación de todos, se podrá salir adelante.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *