LA UASLP DESARROLLA DETECCIÓN DE ENFERMEDADES, CON TERMOGRAFÍA INFRARROJA.

Con la finalidad de detectar cáncer de seno, así como de piel y otras enfermedades como diabetes, el doctor Francisco Javier González Contreras, coordinador del Laboratorio Nacional de Ciencia y Tecnología de Terahertz, en la Coordinación para la Innovación y la Aplicación de la Ciencia y la Tecnología (Ciacyt) de la UASLP, habló de todo el trabajo que desarrollan en el uso de termografía infrarroja.

Estas investigaciones permiten la detección oportuna de enfermedades como cáncer de mamá, cáncer de piel y diabetes. Ahí se utiliza un equipo de Microscopia de barrido con litografía, con el cual se logran diseñar litográficamente arreglos de nanoantenas. También se incluyen sistemas para caracterización óptica y electrónica de alta frecuencia.

Entre las líneas de investigación y Desarrollo Tecnológico de este centro destacan la investigación para efectuar desarrollos tecnológicos y aplicaciones en THz, que se propone impulsar en cuatro temas: Comunicaciones utilizando radiación THz para transmitir datos a razón de varios terabits por segundo; Desarrollo de fuentes de radiación de THz y de dispositivo para su detección; Arreglos de nanoantenas depositados en sustratos flexible con distribución de dimensiones diferentes, para obtener capacidad de absorción de radiación desde terahertz hasta todo el visible y alcanzando el UV cercano, y para cosecha de radiación solar.

Además de sistemas para adquisición de imágenes en THz, formación de imágenes aplicación y su procesado; y Aplicación de espectroscopia de THz para estudios de las propiedades que generan las vibraciones y rotacionales de materiales, orgánicos e inorgánicos.

El doctor Francisco Javier González Contreras, informó que en el Laboratorio Nacional de Ciencia y Tecnología de Terahertz en CIACYT-UASLP, se tienen además dos áreas de investigación: Biofotónica, uso de luz para diagnóstico de enfermedades y la Nanofotónica que es la interacción de luz con las nanoestructuras.

En la parte de biofotónica, el investigador destacó el uso de técnicas ópticas para diagnóstico médico, una de estas, la termografía que da un patrón de temperatura en la superficie de la piel y con ello han logrado detectar diversas enfermedades, como por ejemplo el cáncer de piel.

Agregó que los resultados que se han conseguido de esta técnica han sido favorables, ya que claramente se ha podido observar la diferencia entre una persona sana y una persona con cáncer: “las imágenes de termografía infrarroja son impactantes y además es una técnica que le gusta mucho a las mujeres porque no es invasiva, no es radiación y honestamente en las fotografías claramente se detecta la existencia de un patrón térmico diferente”.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *