EMERGENCIA SANITARIA, REQUIERE POLÍTICA FISCAL INCLUYENTE, APUNTA JULIA ERAÑA LÓPEZ.

Aunque la totalidad del sector productivo se ha visto impactada negativamente por la contingencia sanitaria, el sector informal que representa el 60% de la población económicamente activa en nuestro país, es el grupo más vulnerable de esta cadena pues está representado por familias que viven al día consideró la docente de la Facultad de Economía de la UASLP doctora Julia Gabriela Eraña López.

A días de que se declare la fase tres de la contingencia en México, la especialista en economía detalla que para ese sector de la población el quedarse en casa, es todavía una realidad que se asume porque deben salir a trabajar para ganar su sustento.

Por ello, la especialista consideró que, aunque se han anunciado una serie de medidas para paliar la crisis, será fundamental que se considere no sólo adelantar recursos al sector de adultos mayores a través de sus pensiones, algunos apoyos para la industria y sus trabajadores; sino que próximamente se de una política económica que considere a la informalidad, en donde no sólo están los comerciantes y tianguistas, sino también las trabajadoras domésticas.

Con este último sector, la docente considera que se tiene una deuda enorme en relación a temas como el otorgamiento del seguro social, por ello considera que en el futuro se debe pensar como política económica social la condonación de impuestos para las pequeñas y medianas empresas, al igual que para la población en general, pues aunque el banco de México intente mantener un tipo de cambio estable, internamente debido al miedo a la pandemia hay presiones y acaparamiento de diversos productos, incluso por parte de la misma sociedad que compra por miedo y desinformación.

La doctora Eraña López aseguró que, en México, tener un inventario de víveres en casa, también es cuestión de clase, pues no todas las personas y familias pueden comprar para tener en casa, por ello considera que como sociedad e individuos conscientes debemos promover la política económica de la solidaridad, y la colaboración, pues entre personas podemos ayudarnos y generar una economía de esta naturaleza.

La docente universitaria adelanta que muchos trabajos formales se perderán, pues habrá déficit de puestos formales y se prevé aún mayor desempleo, aspecto que a su juicio se agravará en los próximos meses pues la fase tres implica el cierre de muchos más comercios y empresas.

Por ello consideró que se requiere una política fiscal más fuerte, que apoye a las familias que viven al día, a trabajadores y por supuesto a las pequeñas y medianas empresas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *