CONVOCAN LOS SERVICIOS DE SALUD DEL ESTADO, A PREVENIR EL DENGUE EN LA ENTIDAD.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS por sus siglas),  las enfermedades transmitidas por vectores representan más del 17% de las enfermedades infecciosas y provocan cada año más de un millón de defunciones, más de 2 mil 500 millones de personas en más de cien países corren el riesgo de contraer dengue, muchas de estas enfermedades son prevenibles mediante medidas de protección (OMS, 2018).

Estas arbovirosis son enfermedades transmitidas a los humanos a través de la picadura de mosquitos infectados de la especie Aedes Aegypti  y están asociadas al ambiente doméstico, pudiendo ser  prevenibles mediante prácticas de prevención individual y comunitaria, tales como:

“El evitar  el contacto del ser humano con el mosco, esto es haciendo uso de ropa de manga larga y pantalón, aplicarse repelente y utilizar en casa algunas barreras físicas de protección, por ejemplo colocar en puertas y ventanas de las viviendas una malla mosquitera y/o  pabellones para dormir”.

Indicó el doctor Juan Francisco Martínez que para matizar el impacto de esta enfermedad a causa de la picadura del mosco la ciudadanía puede sumarse a prevenir y evitar las fases inmaduras del vector eliminando criaderos, haciendo en casa lo siguiente:

“Lavar con jabón y cepillo cubetas, piletas, tinacos, cisternas, floreros, bebederos de animales y cualquier recipiente que pueda servir para que se acumule agua y los mosquitos se reproduzcan; tapar todo recipiente en el que se almacene agua, voltear cubetas, tambos, tinas, macetas o cualquier objeto en el que se pueda acumular agua, ya que los mosquitos buscan estos lugares para reproducirse; cambiar el agua de los floreros y bebederos de mascotas por lo menos cada tercer día; reducir el número de depósitos de agua que puedan servir de criadero de mosquitos y permitir el acceso a la vivienda del personal de salud para la revisión de la misma y mantener el larvicida que se coloca en los contenedores de agua”, sugirió el especialista.

La prevención y control de las arbovirosis depende del control eficaz de las poblaciones del mosco  Aedes Aegypti y la reducción del contacto entre éste y el humano, por lo que el uso de insecticidas, sobre todo el del control del mosquito adulto se realiza con los siguientes objetivos:

Adicional a  las acciones de control larvario, los Servicios de Salud en la Entidad también  intensificaron acciones para el control del mosco en su fase adulta, por lo que desplegaron trabajos en 25 mil 166  hectáreas con rociado espacial y en 5 mil 819 viviendas con rociado intradomiciliario.

El Dr. Juan Francisco Martínez Perales, Jefe del Departamento Estatal de Control de Enfermedades Transmitidas por Vector de los Servicios de Salud de San Luis Potosí indicó que las acciones de prevención se efectúan de manera permanente, sin embargo es muy importante recordarle a la población que la salud de su familia es muy valiosa y que todos tenemos que sumar esfuerzos contra el dengue.  “Sin criaderos no habrá larvas… Sin larvas no habrá mosquitos… Sin mosquitos, ¡no habrá Dengue!”, concluyó señalando el funcionario estatal.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *