LA POLÍTICA ENERGÉTICA DEL GOBIERNO FEDERAL, HA PROVOCADO DESACELERACIÓN ECONOMÍA.

La Coparmex Nacional a través de la Federación Bajío Norte consideró que la política energética impulsada por el Gobierno Federal ha contribuido directamente a la desaceleración de la economía, al generar incertidumbre y obstaculizar nuevas inversiones millonarias, mismas que aportarían los puntos porcentuales que le faltan a la economía nacional.

El Sindicato Patronal señaló que la política energética está centrada en fortalecer a Petróleos Mexicanos (PEMEX) y a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), considerándolos como eje de la soberanía nacional, pero obstaculizando los permisos actuales y nuevos permisos para las compañías privadas.

Puntualizó que aunque el Gobierno Federal no lo acepta formalmente, la Secretaría de Energía (SENER) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE) han externado lo anterior en diferentes reuniones sostenidas con la iniciativa privada, e incluso, han modificado resolutivos para beneficiar a PEMEX y a CFE, como en el caso de la regulación asimétrica.

La Federación Bajío Norte de la Coparmex Nacional afirmó que la apreciación que tiene el Presidente respecto a que los contratos generados durante la Reforma Energética no han tenido resultados, es equivocada, ya que este tipo de proyectos son generalmente a largo plazo, porque se trata de infraestructura.

“Si tomamos en cuenta que las inversiones que han hecho las compañías, tienen su origen en fondos de pensiones de América del Norte y en Europa, al generarse incertidumbre y cambio de reglas, los compromisos de pago ya no son tan redituables y pueden afectar a los pensionados”, destacó la Coparmex Nacional a través de su Federación.

Actualmente la preocupación principal se centra en el constante cuestionamiento de contratos por parte del Gobierno Federal contra las compañías extranjeras, argumentando que fueron ventajosos para las empresas y que dañan la economía nacional.

“Para la Coparmex, la falta de respeto a los contratos y la solicitud de un arbitraje internacional -como sucedió en el caso de los gasoductos-, está minando la confianza en la inversión”, aseveró la Federación Bajío Norte.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *